El Club Español de la Energía (Enerclub), celebró el 31 de mayo esta jornada con la participación de Miguel Antoñanzas, presidente de Enerclub, Guillermo Amann, Presidente de AFBEL y Alberto Amores, Socio de Monitor DELOITTE

En el evento, se ha analizado cómo el sector de fabricación de bienes de equipo eléctrico, siendo un sector tecnológico de alto valor añadido, alta cualificación de personal y estabilidad laboral, una reputada y competitiva industria nacional, presencia internacional y gran capacidad de exportación, será clave en el proceso de transición energética, y debe aprovechar las oportunidades que ésta ofrece.

El presidente de Enerclub, Miguel Antoñanzas ha comentado cómo la transición energética, siendo una prioridad para todos los que trabajan en el mundo de la energía, es un proceso transversal que afecta a todos los sectores, y la electrificación una de sus piedras angulares. El sistema eléctrico del futuro requiere contar con redes robustas, modernas, y automatizadas, que integren las más avanzadas tecnologías digitales y donde los bienes de equipo juegan un papel fundamental. Para cumplir con estos requerimientos, se necesitará la materialización de importantes inversiones que solo podrán llevarse a cabo con una regulación estable y predecible.

Guillermo Amann, presidente de la Asociación Español de Fabricantes de Bienes de Equipo Eléctricos de Alta y Media Tensión (AFBEL) ha destacado cómo las redes de alta, media y baja tensión van a sufrir un cambio radical y serán dotadas de una mayor inteligencia (Smart Grids) gracias, en gran medida, a los bienes de equipo eléctricos. Este sector, de alto valor añadido, con la crisis económica, sufrió un importante impacto. A pesar de ello, indicó, ha conseguido sobrevivir gracias a la internacionalización, ya que actualmente el 50% de equipos se exportan. A día de hoy, el sector está preparado para asumir el reto de la digitalización de las redes.

El estudio “El Sector Fabricación de bienes de Equipo Eléctrico ante la Transición Energética: Una Oportunidad Industrial”, ha sido presentado por Alberto Amores, Socio de Monitor Deloitte. En el documento se analiza la oportunidad que surge para el sector para generar más actividad y ser más competitivo y aportar mayor valor; y cómo es clave movilizar a los agentes involucrados para favorecer la transición de las redes y maximizar su impacto positivo.

El sector de fabricación y material de bienes de equipo facturó 3.000 Millones de Euros en 2018, y destaca sobre la media de la industria manufacturera en raƟos de producƟvidad, valor añadido y retribución del personal. Además, presenta una inversión en I+D cerca de 2 veces respecto a la media de la industria manufacturera.

Se prevé que a nivel mundial, el mercado de equipos eléctricos crecerá, motivado por la electrificación, la descarbonizacion y la modernización/digitalización que requieren las redes. Se estima una inversión de ~7 Billones € en redes y ~7 Billones € en renovables a nivel global hasta 2040. En España, de acuerdo con el informe, la transición energéƟca implicará unas inversiones en redes de entre 46-55 mil M€ hasta 2030 entre operadores de red y desarrolladores de renovables, y donde se comercializarán 25-32 mil M€ de equipos derivados de estas inversiones al mismo año. Además, permiƟrá desarrollar el potencial exportador de nuestro país, pudiendo llegar a duplicarse para este sector en los próximos 10 años.

Para poder aprovechar las oportunidades que surgen, se deben movilizar a los agentes económicos para maximizar el impacto de la transición en la industria de equipos eléctricos y en el resto de la economía. También será fundamental contar con políticas industriales y modelos retributivos planificados y adecuados para las redes eléctricas, así desarrollar iniciativas intersectoriales, y fomentar la cooperación industrial.

La sesión ha finalizado con la celebración de una Mesa Redonda, moderada por Diego Rodríguez, Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid, y donde han participado ponentes representando a E.Redes, I-DE, Ormazabal, Red Eléctrica de España, Viesgo y Schneider Electric. Se han presentado proyectos relacionados con la aplicación de los bienes de equipo para la digitalización y supervisión de las redes de baja tensión, para gestión inteligente de activos de la red de transporte, integración de renovables, el proyecto BIDELEK y el proyecto del AVE a la MECA.

Leave a comment

uno × 3 =