El subdirector general de Energía Eléctrica del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Carlos Redondo, ha anunciado este martes que el Gobierno presentará en las próximas semanas un Real Decreto para asignar fondos europeos para impulsar las inversiones en la digitalización del sistema energético

El anuncio se ha producido en la presentación del informe ‘La digitalización de las redes eléctricas de distribución en España’, elaborado por el Instituto de Investigación Tecnológica (IIT) de la Universidad Pontificia Comillas y presentado hoy por la Fundación Naturgy.

Redondo ha señalado que «la digitalización no es un fin en sí mismo», sino que persigue la «transformación del sistema eléctrico» y que debería ampliar la capacidad de conexión a las redes y cambiar el rol del consumidor en el sistema eléctrico.

En ese sentido, una de las tesis que defiende el estudio es quela digitalización de las redes eléctricas en España es «insuficiente» para contribuir a la descarbonización del sistema energético.

El documento señala que España es uno de los «mejor posicionados en Europa» en cuanto a la instalación de contadores inteligentes, pero matiza que la digitalización de las redes es «insuficiente para integrar los nuevos recursos y a todos los participantes en el sistema».

También incide en la necesidad de que todos los agentes del sistema, desde empresas distribuidoras y consumidores, hasta agregadores de demanda y la generación distribuida, se impliquen en este proceso de transformación para contribuir a la descarbonización.

«Prácticamente la totalidad de los consumidores domésticos suministrados por una distribuidora de más de 100.000 clientes ya disponen de un contador inteligente en España», mientras que en Alemania todavía no se han instalado y en Italia, que fue pionera en Europa, ya está planificado el despliegue de la segunda generación, ha explicado Tomás Gómez, profesor del IIT y uno de los autores del estudio.

A pesar de que España está, junto a Italia y a los países escandinavos, a la cabeza del continente en cuanto a la instalación de contadores inteligentes, «todavía ha de mejorarse su conectividad para que se puedan utilizar en la operación en tiempo real o a corto plazo de la red», ha añadido Gómez.

RETOS DEL PROCESO

El estudio también destaca las diferencias entre las zonas rurales y urbanas y señala que mientras en las primeras la conectividad puede ser escasa, en las urbanas «la red de distribución suele estar soterrada», lo cual dificulta la cobertura inalámbrica.

Otra de las tesis que sostiene el informe es que «la digitalización de las redes de distribución no es sencilla» debido a su extensión, la regulación, la madurez de la tecnología y la ciberseguridad, entre otros factores.

«La digitalización requiere trabajadores con nuevos conocimientos y habilidades. Es necesaria formación especializada en todos los niveles educativos y formación continua para adaptarse a los cambios tecnológicos», ha agregado Gómez.

En cuanto a la ciberseguridad, el experto ha incidido en que «aún queda camino por recorrer» para establecer los mecanismos que permitan a las distribuidoras y a los reguladores evaluar de forma adecuada los riesgos asociados, así como los costes y beneficios relacionados con las mejoras en este aspecto.

Otro de los retos tiene que ver con la dificultad de la evaluación de los costes, dado que en muchas ocasiones las empresas de distribución han de valorar el despliegue de tecnologías o soluciones que aún están en desarrollo y que pueden tener una obsolescencia temprana una vez realizada la inversión.

Por otro lado, el profesor del ITT ha recordado que España aún tiene pendientes varios desarrollos y cambios legislativos ligados al Paquete de Energía Limpia de la Unión Europea de 2019 y vinculados a la fijación de unas reglas de juego que realmente «fomenten unas redes de distribución digitalizadas y unos usuarios activos».

En la presentación del informe también han participado el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Bienes de Equipo Eléctricos (AFBEL), Guillermo Amann, y el director de Redes de Electricidad en España de UFD Distribución de Electricidad (Grupo Naturgy), Raúl Suárez.


FUENTE: DIARIO SIGLO XXI

Leave a comment

uno + dieciocho =